Pilar Tirados , Ceramista accidental

Siempre he dicho que soy ceramista por casualidad, que mis piezas se venden por la capacidad que tienen de generar cariño, no por el material con que están hechas.

De hecho, si me remonto a mi prehistoria, allá por 1973, yo hacía miniaturas con pasta de papel, muñequillos de trapo...

Tropecé con la cerámica en Mallorca en 1976 y me pareció un material fantástico para realizar mis personajes.

De entonces acá sigo aprendiendo este oficio de ceramista, aunque mis referencias no sean ceramistas famosos, sino dibujantes y guionistas como Mingote, Quino, Sempé, Goscinny, Schulz… 

pequeña historiapequena_historia.html